Ponencia de RAIMON AROLA en el curso:“EL SÍMBOLO: CREACIÓN Y ESPIRITUALIDAD”, de la Universidad de Barcelona

blanc.cRETORNO AL PROGRAMA DEL CURSO 

Vídeo 1: El Mensaje Reencontrado es el objeto de la reflexión del Símbolo Renovado, su autor, Louis Cattiaux, fue un pintor nacido en París a principios del siglo XX, una época continuadora del simbolismo francés. El simbolismo sólo se llena de contenido cuando surge la evidencia de que la multitud de símbolos que aparecen en un diccionario, por ejemplo, se refieren a un solo símbolo que los contiene a todos. Este conocimiento no proviene de un estudio sino de un encuentro. Existen muchas formas simbólicas pero un único símbolo. Sin la experiencia de lo sagrado en el sentido de un despertar o una hierofanía, el simbolismo pierde todo su sentido. El gran símbolo es el ser humano, hecho a imagen y semejanza de Dios. Sin embargo, esta relación original se rompió y por ello constantemente se busca la reunión de lo que en un principio fue uno, algo que en el lenguaje alquímico se conoce como la unión del fijo y el volátil, o la reunión del Nombre en la tradición judía.

 

Vídeo 2: El conocimiento del Nombre, y del símbolo, tiene que ver con una experiencia. Los textos sagrados sólo tratan del Nombre del Mesías, pues es lo único que puede tener interés para el hombre. / El símbolo induce a un conocimiento, a una experimentación de la verdad. Dicho de otro modo, sería reencontrar el sentido de lo que ya se tiene, de lo que ya es, y eso sucede en cada nueva revelación. / Cattiaux fue un pintor que del arte pasó a la espiritualidad y más concretamente a la alquimia.

 

Vídeo 3: El fin y el principio de la alquimia es la cristología, el misterio crístico. La paradoja del monoteísmo es cómo lo particular puede contener lo universal, sin embargo, éste es el misterio crístico y de la piedra filosofal y también el misterio del hombre: algo concreto, algo particular que, a la vez, contiene lo universal. / En la tradición alquímica, Paracelso y más tarde los rosacruces crearon un entramado de símbolos y correspondencias que se referían a este misterio, entre ellos la Monas Hieroglyphica de John Dee, que será el vínculo que une la obra de Cattiaux a la tradición hermética o alquímica renacentista, aunque Cattiaux no utilice en su obra un lenguaje propiamente alquímico. Sin embargo, en este autor se da una relación fundamental entre el mesianismo y la alquimia. 

 

Vídeo 4: En el mundo occidental ha tenido mucha importancia el pensamiento apofático respecto a Dios en detrimento del catafático. Ocurre lo contrario en la alquimia en general y en la obra de Cattiaux en particular, pues en ellas se afirma la identidad de Dios. Sin embargo, hablar de Dios o conocer a Dios es imposible si no es a través de su Hijo, el Mesías. / El Dios único no es un Dios solo. El Dios unido del que antes se ha hablado es un Dios en permanente hierofanía, lo que nos conduce a la obra de Cattiaux. 

 

Vídeo 5: Las letras que forman el título del primer capítulo del Mensaje Reencontrado se combinan para formar las distintas frases que titularán todos los demás capítulos. La primera se refiere a la verdad desnuda, “Verité nue”, y sobre este concepto se desarrolla la explicación de uno de los dibujos de Cattiaux. Otros dibujos serán analizados para terminar la charla con un breve esbozo del simbolismo que se desprende de la fachada de San Pau del Camp, la visita que vendrá a continuación.

Raimon Arola es profesor de la Universitat de Barcelona. Director de la web «Arsgravis» y autor de numerosos libros dedicados a la relación del arte con el símbolo.

RETORNO AL PROGRAMA DEL CURSO 

Raimon Arola. Universidad Barcelona. Cattiaux. Simbología. Arte. Alquimia.