Presentación de Pere Sánchez Ferré del último libro de Carlos del Tilo dedicado a la lectura hermética o cabalística la obra de Cervantes contrastándola con los maestros cabalistas cristianos del Renacimiento. Edición Raimon Arola y Lluïsa Vert.

Presentación de Pere Sánchez Ferré

El primer volumen de las obras de Carlos del Tilo, El Libro de Adán, está dedicado a las tradiciones hebrea, cristiana e islámica.Este segundo, Cervantes y la cábala cristiana, se compone de dos partes: la primera nos acerca al maestro de las letras hispanas, Miguel de Cervantes Saavedra. En la segunda, nos ofrece una selección de textos originales pertenecientes a grandes cabalistas cristianos del Renacimiento: Pico della Mirandola, Blaise de Vigenère, E. C. Agrippa, Paracelso y H. Khunrath.

Carlos del Tilo (Charles van der Linden d’Hooghvorst, 1924-2004) fue un apasionado por las ciencias de Hermes, el dios de la Palabra; un hombre consagrado a la búsqueda de Dios, y a esa santa búsqueda dedicó su vida como un amante fiel y perseverante.

Esta obra no es una más entre la multitud de trabajos que comentan la obra de Cervantes; su originalidad estriba en que ha sido escrita a partir de una lectura cabalo-hermética de los textos cervantinos.

La exégesis tradicional que Carlos del Tilo aplica en su obra, Cervantes y la cábala cristiana, nos revela el sentido primero, más radical y oculto de los textos, que siempre es hermético, es decir, cabalístico y alquímico. Por esa razón el lector no encontrará en el presente volumen un estudio de carácter estrictamente académico; aun siendo muy erudito, no ha sido realizado con los métodos que impone la crítica literaria o cualquier otra ciencia actual de investigación y estudio de textos antiguos o modernos. A lo que nos exhora su autor es a una clara y apasionada  lectura de Cervantes y de los cabalistas cristianos con la mirada de quien ama la sabiduría y la busca en los buenos libros, aquellos que hablan del tesoro perdido por la humanidad al caer en este mundo de exilio. Es «la búsqueda de la unidad perdida».

Su lectura nos introduce en la realidad de los signos verídicos y de las metáforas sagradas, porque nada en los textos inmortales es fruto del azar, sino del Espíritu. Su exégesis hace emerger la trama por la que circula el hilo secreto de la gnosis, que Cervantes, Pico della Mirandola, Agrippa, Vigenère, Paracelso y Khunrath poseyeron en su día. Su objetivo es poner de relieve lo mismo que, desde el origen de la humanidad letrada, han repetido todos los libros bien inspirados y sus sabios hermeneutas: que hay en ellos un tesoro oculto en las palabras, una luz que podemos descubrir: es el secreto del hombre.

Entre muchos otros temas, C. del Tilo nos ofrece una renovada visión de la dama Dulcinea, en quien don Quijote centra todos sus deseos. De ella dice el autor: «La dama es la luz, pero también es el instrumento de la visión». Su comentario de las bodas de Camacho (Quijote II, 19-21) es tan original como esclarecedor, al igual que la historia de la Hechicera, contenida en la novela El coloquio de los perros, dos animales que poseen el «divino don del habla». Lo mismo podemos decir, por su reveladora originalidad, del capítulo dedicado a la novela Persiles y Sigismunda, en la que está también presente la «búsqueda de la unidad perdida».

Por otra parte, en el volumen que presentamos está muy presente la obra de Louis Cattiaux, El Mensaje Reencontrado, obra de cabecera de Carlos del Tilo que le acompañó hasta el final de sus días en este mundo. Es un libro que enseña a leer todos los libros; y a leernos.

Carlos del Tilo nos habla de la de la «búsqueda de la unidad perdida» en la obra de Cervantes porque, al caer en este mundo, la divinidad en nosotros perdió la mitad de su ser, que quedó en el cielo. Recobrar la unidad perdida, con la ayuda de Dios, fue la búsqueda de toda su vida; y también debería ser la de todos nosotros. Esta obra, pues, nos propone un camino hacia la restauración de la unidad primera y última en nosotros, además de acercarnos al sentido original y radical de las obras de Cervantes y de los cabalistas cristianos.

 

Fragmento del capítulo «Las bodas cabalísticas del Rey»

Reproducimos tres páginas del estudio de Carlos del Tilo sobre el capítulo dedicado a «Las Bodas de Camacho» que aparece en la segunda parte del Quijote y que trata de la la boda del rico labrador apellidado Camacho. El episodio cuenta el bodorrio de un labrador rico que prepara con sus amigos el festejo de su boda con la bella Quiteria. Pero, como no podía ser de otra manera, ella está enamorada de otro, un campesino sin oficio ni beneficio apodado Basilio el pobre.