La eterna Sabiduría según Heinrich Khunrath

Presentación de una de las imágenes del “Anfiteatro” de Khunrath que estudia la relación entre Sabiduría celeste y la Piedra filosofal. Traducción y edición, L. Vert.

En 1609 y en la ciudad de Hanau, se publicó el Anfiteatro cristiano-cabalístico, divino-mágico-físico-químico, ter-tri-uno-católico de la Sabiduría eterna, la única verdadera.[1] En él, y como su nombre indica, se tratan los misterios de Dios y del hombre de un modo trinitario: cristiano-cabalístico, es decir, los que tienen que ver con el alma; divino-mágico, con el mundo intermedio del espíritu celeste y físico-químico, los que se refieren a la naturaleza o el cuerpo. Las imágenes que aparecen el Anfiteatro son mucho más conocidas que la propia obra pues a menudo se han reproducido para ilustrar publicaciones esotéricas o herméticas desvinculadas del texto. Sin embargo, es el conjunto, texto e imágenes, los que representan la culminación de la síntesis que se dio a finales del s. XV y comienzo del s. XVI entre la cábala y la alquimia.

Su autor, Heinrich Khunrath (1560-1605) se presenta como discípulo o seguidor de los sabios que originaron dicho movimiento, nos referimos a Paracelso, Agrippa, Rehuchlin o John Dee, entre otros.[2] Y no es solo un modo de hablar pues, según afirma en el texto, de uno de ellos recibió: “…el León Verde católico de Dios y la sangre del León, o sea el oro, no el vulgar, sino el de los Filósofos, lo he visto con mis ojos, lo he tocado con mis manos, lo he saboreado con mi lengua, lo he olfateado con mi nariz; ¡Oh, cuán admirable es Dios con sus obras![3].

El Anfiteatro es una obra extraordinaria que se articula alrededor de los comentarios a 365 versículos, tantos como los días del año, que provienen del Libro de los Proverbios y el Libro de la Sabiduría y cuyo propósito es la meditación diaria de una de las sentencias contenidas en la obra de modo que atraigan: “La ayuda y asistencia del Ruaj-Hochmah-El, el Espíritu de la Sabiduría de Dios, enviado por el Padre de las Luces, que no sea saboreado solo por los labios y superficialmente sino que sea frecuentemente ingerido y gustado[4]. Cada uno de los versículos se presenta en dos columnas, una con la traducción de la Vulgata y la otra con una traducción del hebreo para los Proverbios y de los Setenta para la Sabiduría.

En los comentarios a los versículos puede hallarse toda la sabiduría tradicional y hermética de la época con un lenguaje algo pomposo pero profundo. Francis Yates consideró esta obra como el vínculo entre la filosofía de Dee y la rosacruz, es decir, entre lo que después se ha conocido como la cábala cristiana, iniciada por Pico de la Mirandola, y  la gran eclosión de la alquimia de los siglos XVI y XVII.

Como presentación de la obra hemos escogido unos fragmentos de la “La introducción breve a la Figura tercera”[5] que reproducen lo que aparece escrito en el círculo exterior de dicha imagen. Ha sido así por dos motivos, primero porque en esta “Introducción” se resumen los 365 comentarios contenidos en el  libro y, en segundo lugar, por el interés que supone la comparación entre lo que el autor explica y lo que induce en el espíritu del espectador el jeroglífico representado por el grabado.  Al final se incluyen los cuatro grabados que ilustraban la primera edición del Anfiteatro hecha en Hamburgo en 1595.

ISAGOGUE O INTRODUCCIÓN BREVE A LA FIGURA TERCERA DEL ANFITEATRO. CONOCE LA NATURALEZA UNIVERSALMENTE Y PARTICULARMENTE. POR EL LIBRO DE LA SACROSANTA ESCRITURA Y DE LA MISMA NATURALEZA QUE SON EL MUNDO MAYOR UNIVERSAL Y EL MUNDO MENOR, ES DECIR, EL HOMBRE, SEGÚN SU CUERPO Y SU ESPÍRITU. EN FIN. O MEDIATAMENTE POR LOS ÁNGELES O INMEDIATAMENTE EN EL ESPEJO DE TU ALMA PURGADA POR DIOS MISMO. TEOSOFICAMENTE, FÍSICAMENTE, FÍSICOMEDICAMENTE, FÍSICOQUIMICAMENTE, FÍSICOMAGICAMENTE, HIPERFÍSICOMAGICAMENTE, CABALISTICAMENTE.

¿Existe la Piedra de los filósofos?

En este apartado Khunrath  defiende la existencia de la Piedra filosofal a partir de la experiencia, de la razón, por el testimonio de los Sabios, por la Naturaleza, el Espíritu, la Trinidad divina y por Dios mismo. En el siguiente apartado explicará qué es esta Piedra y cuál su relación con la Sabiduría o el Soplo de Dios, en hebreo: Ruaj Elohim. 

¿Cuál es la Piedra de los filósofos?

La piedra de los filósofos es el RUAJ ELOHIM, (el Soplo de Dios, que reposaba, incubebat, sobre las aguas) concebido por mediación del Cielo (IHVH único, por su pura bondad queriéndolo así) y hecho cuerpo verdadero descendido sobre los sentidos, en el útero virginal del mundo mayor el primer generado (protokosmos), en el que del caos creado, es decir la TIERRA vacía y desordenada, y el AGUA; es el hijo nacido en la luz del Macrocosmos, de aspecto vil (a los ojos de los insensatos) deforme y casi ínfimo; consustancial, no obstante, y parecido a su autor (parens), mundo pequeño (no imagines que se trata del hombre o algo parecido) católico, tri-uno, hermafrodita, visible, sensible al tacto, al oído, al olfato y al gusto, localizado y acabado, manifestado regeneradoramente por sí mismo, y por medio de la mano obstetricia del arte de la físico-química, glorificado en su cuerpo desde su asunción… ¡Oh tú, hijo de la perdición! Abandona pues la plata viva, y con ella, todas las cosas que hayan sido subrepticiamente preparadas por ti. Tú representas al pecador, no al Salvador.  Puedes y debes ser salvado y no salvarte tú mismo. Representas al mediador que lleva al error, a la ruina y a la muerte y no al que es bueno y conduce a la verdad y a la multiplicación de la vida. Éste ha reinado, reina y reinará naturalmente y universalmente sobre las cosas naturales, es el hijo católico de la Naturaleza, la SAL de SATURNO, fusible según su constitución particular, permanente siempre y en todo lugar en la Naturaleza por sí mismo y por su origen y su virtud Universal. Escucha con atención: ESTA SAL ES LA PIEDRA MUY ANTIGUA. ¡Es un misterio! Cuyo núcleo, nucleus, está en el DENARIO… Quien pueda entender, que entienda; he dicho. LA SAL DE SAPIENCIA, no sin grave causa, ha sido adornada por los Sabios con muchos sobrenombres, dijeron que no existía algo más útil en el mundo, que ella y el SOL. Estudia esto.

¿Por qué se le llama Piedra, y por qué de los Filósofos?

Se ha llamado PIEDRA porque es el nombre que se le ha dado entre el vulgo ciego por los ojos que ven, sordo por los oídos que escuchan. DIOS MISMO, por causas ciertas explicadas en los escritos de los maestros de la Sabiduría, ha seriamente prohibido revelarlo a quien sea. Por eso, todos los filósofos preferirían morir antes que divulgarlo… Citaré, no obstante a estos filósofos cuando hablan de ella filosóficamente; se llama así porque su generación y su regeneración son como la de las piedras pues se produce por la humedad viscosa y glutinosa y por lo seco terrestre. Y porque por su cocción que procede espesando, incrassando, se endurece en una piedra permanente y fija, que se rompe y se emplea como una piedra. Alphidius dice: Si su nombre hubiera sido piedra no la hubiesen llamado piedra. Y otros: La piedra no es una piedra. He aquí pues lo que dicen filosóficamente los filósofos… Fraternalmente te dejo para considerar estos dos axiomas: El principio conduce a su fin cuya intención es ella. Y puesto que las causas de tantas cosas están ocultas, en su investigación hay que estar dirigido por los signos y los efectos. Conténtate con eso.

¿Qué es el Ruaj Elohim que reposaba sobre las aguas?

El RUAJ ELOHIM es el ESPÍRITU, el soplo santo, la respiración de IHVH, el santo; el Vapor de la virtud de DIOS Omnipotente y que todo lo sabe y una cierta EMANACIÓN o emisión de fecundidad vital del primer y soberano motor, vivífico y potente, proveniente del abismo profundísimo de su Divinidad, donde están las FORMAS, ideae, es decir, los ejemplares, las especies, las razones seminales primordiales y radicales, las voluntades operatorias y las causas de los efectos de todas las cosas, que concebidas y preexistentes en la inteligencia del ARQUETIPO y artesano supremo (Hokmah, la SABIDURÍA, las produce por su Bondad) deben ser seguidamente producidas y finalizadas en el futuro en el Mundo. Todas estas cosas (que ELOHIM creador y formador, habiéndolo ordenado por su VERBO, ha querido dar existencia en este Teatro mundano) han sido producidas y hechas en este globo sublunar, y revestidas de TIERRA y de AGUA, yle, o materia primera, común y universal, por la intervención del CIELO. Insisto: el RUAJ ELOHIM, es morfe, o la forma de todas las cosas, interna, esencial; el Alma universal del Mundo; la Virtud substancial que subsiste por sí misma, causa de que subsista toda criatura de este mundo; la ESENCIA, porque es increada, verdaderamente QUINTA y, para servirme de una expresión muy utilizada, la Naturaleza propia y substancial de las cosas. Es la POTENCIA, numen, de DIOS y la Divina Razón insertada en todo el mundo y sus partes, y autor y artesano de todas las cosas…

¿Qué es el cielo?

El CIELO es el ESPÍRITU ETÉREO corporal o el cuerpo etéreo espiritual, no sujeto a la corrupción, que permite toda la máquina del Mundo; en lo alto estabilizada por el Verbo del Señor, que es el Firmamento, y en lo bajo incorporado a toda la masa sublunar, por eso el Cielo es uno, igual lo que es arriba como lo que es abajo, y una sola y misma esencia y substancia. Esto último, no obstante, puede ser manifestado a los sentidos y recogido para el uso de los hombres por la labor sagaz de la Física-química.

¿Cómo, por la mediación del cielo, el Ruaj Elohim ha sido concebido y hecho cuerpo verdadero cayendo bajo los sentidos en el útero virginal del Mundo mayor, primogénito del Caos creado, es decir, de la Tierra vacía y desordenada y del Agua?

Verdaderamente es la opinión y un consenso unánime entre todos los filósofos que los EXTREMOS no pueden conjuntarse, unirse y copular sin un mediador conveniente. El RUAJ ELOHIM, Espíritu divino por esencia, increado, simplísimo, exento de toda masa corporal, espontáneamente móvil y de por sí multiforme o lleno de formas, y también la mismísima FORMA de las cosas y el ABISMO, la MATERIA tenebrosa, incapaz de movimiento por sí misma, tri-una, es decir, tierra desordenada y vacía y agua, SER corporal, confusamente mezclado, desde el comienzo creado de la nada, es decir, de ninguna substancia o principio material existente per se, por el MISMO DIOS, pues sólo a él le corresponde crear, éstos son realmente los extremos. Así pues, en el intervalo del CIELO, del MEDIADOR participa a su manera de los dos extremos, pues es un cuerpo espiritual y espíritu corporal, el RUAJ ELOHIM (por la voluntad benigna del único IHVH, que desciende y se insinúa en la circunferencia y en  todas las partes más secretas y dispersando en lo más íntimo y más profundo las chispas o rayos de su fecundidad) penetrando enteramente en el centro de cada SER CREADO; así da una forma a esta masa o mole enorme, ruda (kaos) confusa e informe, semillero del mundo futuro, yle, o materia fangosa, VIRGINAL (pues aún no ha concebido ni ha producido); la amaba y la impregnó con un alma purísima; penetró, llenó de calor, vivificó y fecundó lo que era Tohu va Bohu, vacío y desordenado; iluminó lo que era tenebroso, distinguió lo que estaba confuso, enalteció lo rudo y grosero, ordenó lo confuso y desordenado; y así fue concebido en su ÚTERO O CENTRO (por quien aún hoy en día todo se mueve, se sustenta y se conserva) íntimo (el Espíritu etéreo, es decir, el CIELO, que como ha sido dicho sirve de intermediario) concretizado y hecho cuerpo o corpóreo. Observa y admira ahora este misterio típico, la concepción, digo, del Servidor y Salvador de uno y otro mundo; del mundo mayor y del mundo menor o género humano. Sobre este último leemos lo que está escrito: VERBUM caro factum est; sobre el primero sabemos por la CÁBALA que el RUAJ ELOHIM se ha hecho cuerpo. Y Dios se ha manifestado en la carne, y el Espíritu de Dios se ha manifestado en el cuerpo. Éste es el hijo del Mundo mayor, Dios y criatura, católica. Aquél es hijo de Dios, theantropos, es decir, Dios y hombre. Uno ha sido concebido en el útero del Mundo mayor, el otro en el útero del Mundo menor, uno y otro VIRGINALES. ¡Ein Sof! ¡Ein Sof! Profundidad de las profundidades y altitud de las altitudes. Lo digo sin blasfemar: La PIEDRA DE LOS FILÓSOFOS, Sirviente del Mundo mayor, está en el LIBRO O ESPEJO DE LA NATURALEZA, el prototipo de CRISTO crucificado, Salvador de todo el género humano, es decir, del Mundo menor. Conoce naturalmente a CRISTO por la Piedra y teosóficamente aprende qué es la Piedra por CRISTO. No me aparto en absoluto del Libro de la SACROSANTA ESCRITURA. Este modo admirable de enseñar y de aprender ha placido a DIOS admirable, que plazca igualmente a ti y a mí. Te ruego que la fraternidad cristiana juzgue y aprecie. Y yo soy cristiano por la gracia de Dios y quiero seguir siéndolo.

¿Cómo y dónde ha nacido a la luz el hijo del macrocosmos, de aspecto vil (a los ojos de los insensatos) deforme y casi ínfimo; consubstancial y parecido a su autor. Pequeño mundo (no hombre) católico, tri-uno, Hermafrodita, visible, sensible al tacto, al oído, al olfato, y al gusto, localizado y acabado?

¿Dónde? En la tierra santa católica, donde todavía habita felizmente, en el reino de Saturno. EL HIJO DEL MACROCOSMOS está formado por la simiente y la sangre de su autor, y expulsado naturalmente de su útero para aparecer a la luz. VIL, DEFORME, DE ASPECTO CASI DESPRECIABLE ( a los ojos de los insensatos), risible para el mundo, no obstante es muy precioso a los ojos del Sabio. JESUCRISTO no tenía un aspecto mejor en la naturaleza. Es CONSUBSTANCIAL Y PARECIDO A SU AUTOR (PARENS) porque está formado con la simiente y la substancia de su autor. CATÓLICO, según el cuerpo, el espíritu y el alma e incluso según las virtudes y operaciones. Posee un CUERPO católico porque está formado  por la simiente del Mundo, la esencia y la substancia de la Materia primera católica; es una partícula de la materia, yle, primordial y universal, es decir, tierra y agua, en el principio de las cosas creadas; en un estado aún universal, no especial o particular como los demás cuerpos de todas las cosas del globo sublunar que están especificados, por decirlo así, y particularizados por los rayos y las chispas especiales del Alma del Mundo, es decir, con una propiedad o naturaleza particular o especial. El ESPÍRITU también es de condición universal; y el ALMA que es una chispa del Alma católica del mundo es igualmente católica, es decir, de Naturaleza universal, de propiedad y de operación. Esta es la única razón de ser del catolicismo… Por eso nuestra PIEDRA ha merecido el nombre de CATÓLICA y verdaderamente puede llamarse UNIVERSAL; TRI-UNA, UNA en su composición o en su todo; no hay otra que sea parecida a ella en virtud mirífica. TRINA en esencia y en substancia, pues se compone de un cuerpo, Tierra y Agua; de un Espíritu etéreo que es el Cielo por la copulación de un mediador; y de un Alma, chispa católica del Alma de Vida del Mundo, tres hipóstasis o subsistencias distintas y diversas.  Por eso nuestra Piedra es tri-una: Terrestre, Celeste y Divina. También se la llama VEGETAL, ANIMAL Y MINERAL… porque todas las cosas terrestres, acuáticas y subterráneas han nacido de ella y porque puede actuar miríficamente sobre ellas. Y como son alimentadas y conservadas por la Piedra, la Piedra, a su manera, también lo es por ellas. Es TRI-UNA por último porque se compone de tres substancias diversas y distintas: SAL, MERCURIO y AZUFRE.

Resumiendo: La materia verdadera y propia de esta Piedra admirable es Una y Trina, de la cual todos los Filósofos preparan el magisterio cierto, es una en su trinidad católica (no particular, no peregrina o especial y especificada), es tripartita en su unidad universal. Los antiguos opinaron y conjeturaron rectamente que Dios era uno porque el mundo era uno;  al contrario de que el mundo era uno porque Dios era uno; la Sacrosanta Escritura no menciona otros, si hubieran existido los hubiera mencionado. Por eso, sin absurdidad puedo decir que si el mundo es uno, la Piedra católica de los Filósofos es una, representando católicamente el universo uno del mundo uno y su creador y formador uno. Si me preguntas porque existe solo un mundo y solo una Piedra católica, te responderé: Porque Dios no ha querido más. Pues todo lo que ha querido lo ha hecho, Salmos 115, 3. Por qué no ha querido, solo él lo sabe. HERMAFRODITA: contempla atentamente la figura y verás y leerás una respuesta suficiente. Muchas de las cosas que seguirán son por sí mismas suficientemente claras y manifiestas. Para muchos otros, en la definición, las palabras presuponen el espíritu.

 

 

NOTAS

[1] H. Khunrath, Amphithéâtre de l’Éternelle Sapience, edición en francés publicada por Sebastiani, Milán, 1975.

[2] R. Arola. La cábala y la alquimia en la tradición espiritual de Occidente, Olañeta, Palma de Mallorca, 2002. Imprescindible para entender estos dos movimientos y cómo influyeron en la Europa moderna.

[3] Amphithéatre cit., p. 118.

[4] Amphithéatre cit., p. 24.

[5] Nuestra traducción se ha hecho a partir de la edición de Sebastiani, preparada por Dr. Marc Haven y Papus, pp 151 y sigs.

.