La tradición: los dos sentidos del término “cábala”

Ponencia de Raimon Arola en el curso: “EL PENSAMIENTO SIMBÓLICO (Oriente y Occidente). Aportación a la historia de las artes y religiones”, de la Universitat de Barcelona. Edición R. Arola y L. Vert

blanc.1 - copia2RETORNO AL PROGRAMA DEL CURSO

  • . PRIMER VÍDEO

Cábala significa recepción, la recepción de algo que se transmite de generación en generación, por eso también se traduce por transmisión o tradición. La cábala es la tradición oculta del judaísmo. Se dice que empezó en el Sinaí, cuando Moisés recibió las tablas de la Ley del Santo, bendito sea, y la transmitió a Aarón y al Sanedrín. Los cabalistas hablan de dos mundos, este mundo y el mundo por venir, al tiempo que se refieren también a dos modos de transmisión de la Torá: la Torá escrita y la Torá oral, es decir, aquella que sólo se transmita de boca a oído, de maestro a discípulo, la lectura esotérica de la Torá o la cábala. En la cábala sólo se habla del mundo por venir y, en consecuencia, ello no es objeto de estudio, de lo que sí puede hablarse es de la historia de la cábala y de sus textos. Para entender el modo de pensar de un cabalista es necesario comparar las lenguas semíticas con las indoeuropeas ya que son dos sistemas que condicionan una distinta manera de ver el mundo.

 

  • SEGUNDO VÍDEO

En la Torá, pues, sólo se habla del mundo por venir, o del Mesías, por eso parece que no tenga nada que ver con los hombres de este siglo, pero cuando un cabalista la lee teniendo en cuenta la intemporalidad del mundo por venir, encuentra en ella secretos maravillosos. El Sefer ha-Zohar, o Libro del Esplendor, es el gran libro de la cábala junto con el Sefer  Yetzirá , o Libro de la Formación. El primero se atribuye al gran Simeón bar Yojai, el mítico rabino, pero en realidad se escribió en Castilla en el siglo XIII. En el Zohar se insiste en que si la Torá explicara historias de este mundo no tendría ningún valor, pero la Torá posee varios niveles de lectura y de comprensión, el último de los cuales es el secreto, comprendido solamente por los “que están en la montaña del Sinaí”, es decir, aquellos que han tenido la misma experiencia que Moisés. Eso es el esoterismo.  En el Sefer Yetzirá se habla del simbolismo de las letras que componen el alfabeto hebreo y es donde aparece por primera vez el concepto sefirá. Por medio de las letras se puede crear,  es la creación por medio de la palabra o el verbo.

 

  • TERCER VÍDEO

Las letras, las consonantes, que componen el texto son semejantes al cuerpo y los puntos vocálicos que lo animan para que se  pueda pronunciar, equivalen al espíritu, como sucedió en la creación del primer hombre. Según el Sefer Yetzirá, cada una de las veintidós letras del alfabeto es un jeroglífico con distintos significados simbólicos. La cábala se sirve de unas técnicas exegéticas determinadas que se conocen como: guematría, notaricón y temurá. Todas ellas rompen el pensamiento lógico occidental, pues se basan en analogías ya sea a partir del valor numérico de las palabras, en permutaciones de letras o en nuevas palabras nacidas de las iniciales de una frase determinada.  El Árbol sefirótico, formado por diez sefirot, es otro ejemplo de este tipo de pensamiento. Más que un gráfico de correspondencias se trata de una imagen, de una imagen del mundo por venir en la que se reúne lo no manifestado con la manifestación, lo más alto con lo más bajo. La clase se termina con unos apuntes sobre la cábala cristiana y Pico de la Mirandola, que recogieron el pensamiento cabalístico y le dieron unas connotaciones crísticas, todo ello dio origen a la llamada philosophia perennis preconizada por Agustín Steuco.

RETORNO AL PROGRAMA DEL CURSO

 

3398_10151432533002228_1179189318_n