“Un Yin y un Yang: a eso se le denomina Dao”

Ponencia de JORDI VILÀ en el curso: “EL PENSAMIENTO SIMBÓLICO (Oriente y Occidente). Aportación a la historia de las artes y religiones”, de la Universitat de Barcelona. Edición R. Arola y L. Vert.

blanc.e0

RETORNO AL PROGRAMA DEL CURSO

  • PRIMERA PARTE

Jordi Vilà, responsable de la nueva edición del Yijing (I Ching), publicada por la editorial Atalanta, habla sobre unos símbolos tan populares, y tan desconocidos en en el fondo, como son el Yin y el Yang. Una leyenda explica que un discípulo le preguntó a su maestro que era el Yang. El maestro señaló al sol en el cielo y dijo: Yang. Y el discípulo preguntó ¿Y el Yin, qué es el Yin? Y el maestro no dijo nada. Más tarde, mientras estaba durmiendo fue despertado por el maestro quien lo llevó hasta la ventana, y señalando la luna dijo: Yin. Eso es todo, día-noche, luz-oscuridad, masculino-femenino…dos realidades opuestas y complementarias.  En un principio se usaban para obtener oráculos, más tarde estos conceptos fueron la base del I Ching, junto con la teoría de los cinco elementos: aire, fuego, tierra, metal y agua. Cada uno de estos elementos incide en los demás, y se usan los conceptos de Yin y Yang para matizar estas incidencias, sus metamorfosis. Todo necesita de dos polos y por eso todo está compuesto de Yin y de Yang. Sin embargo, al afirmar que una cosa es Yin o es Yang hay que saber a qué opuesto se refiere esta afirmación. Es decir, el Yin y el Yang no son conceptos estáticos sino mutantes y en relación

 

  • SEGUNDA PARTE

La relación entre el Yin y el Yang y el Dao se inicia a partir de un antiguo libro oracular llamado del Emperador Amarillo, en él, una serie de cuestiones del emperador son contestadas por unos maestros celestiales o daoístas, y es allí donde se dice que el Yin y el Yang son el Dao de todos los seres. Dao es el cambio, o también, la acción de andar hacia, literalmente: cabeza y pies juntos,  por eso puede ser también un método. En la grafía de la palabra Dao, los daoístas ven los signos del Yin y el Yang. El Yin y el Yang provienen del Dao y se unen en él. El Dao es innombrable y es el origen de todo.  Una obra importante de esta tradición es el I Ching o el Libro de los cambios, es un libro oracular pero también sapiencial; oracular porque cuando se conocen realmente el Yin y el Yang el hombre se hace dueño de su futuro, y sapiencial porque en el libro sólo se habla del hombre noble, aquél que conoce los cambios del Yin y el Yang y actúa a su favor sin oponerse a ellos.  Los hexagramas que lo componen están formados por líneas completas y partidas que simbolizan los dos principios y las diferentes relaciones entre ellos,

 

  • TERCERA PARTE

Por “chi” se entiende la energía o aliento vital, es el impulso vital que hace que las cosas sean según un orden, podría decirse que es el impulso organizativo.Por ejemplo, el movimiento del Yin y el Yang se dice que genera el aire, también el del agua y el fuego  genera vapor, que se llama “chi”. “Chi”, al igual que Yin y Yang, es un término de la medicina china, el “chi” del cuerpo circula por unos canales, que pueden ser Yin y Yang, en su equilibrio reside la salud. Yin y Yang también se reflejan en la composición de las obras de arte chino en las que el vacío es tan importante como lo que se muestra. Yin sería lo llano y Yang, la montaña y el lugar vacío donde se funden sería el Dao.  Se desconoce el origen del símbolo circular que representa la relación entre el Yin y el Yang, un diagrama cuyo nombre es Tai-chi. Se cree que surgió como un signo de medición a partir del dibujo que traza la sombra de un gnomon en la tierra.  La representación más antigua del círculo del Yin-Yang que se conoce se debe al Alquimista Durmiente que lo dibujó en una montaña junto con otros dos diagramas. Aparece como un vacío central con dos olas de manifestación en espiral, de este modo podría resumirse la doctrina del todo pues como se ha dicho al principio: un Yin, un Yang, esto es el Dao.

 

RETORNO AL PROGRAMA DEL CURSO