La tradición de la cábala y la alquimia

Presentación del libro “La cábala y la alquimia en la tradicción espiritual de Occidente. Ss. XV-XVII” el 19 de noviembre de 2012 en la Sala de la Caritat de la Biblioteca de Catalunya

  • Intervención de Raimon Arola

 

  • Transcripción de la presentación de la doctora Lola Josa 

bc1Buenas tardes y muchísimas gracias por vuestra presencia. Si me permiten, quisiera agradecerles, muy especialmente, a Eugènia Serra, Directora de la Biblioteca de Catalunya, así como a Mercè Gárriz, todas las facilidades otorgadas para hacer la presentación del libro del Raimon Arola en esta institución tan decisiva para la vida cultural e intelectual de Catalunya, donde tantos lectores e investigadores encontramos amparo y silencio para el estudio.

Y, sobre todo, gracias, Raimon, por dejarme acompañarte esta tarde. Has de saber que hace, justamente, cuatro años, aquí mismo, en la Biblioteca de Catalunya, nuestro Grupo de Investigación empezó a necesitar de tu integración en él. Fue cuando Mariano Lambea, Albert Recasens y yo misma, presentábamos el CD que aquel año dedicamos a Joan Pau Pujol, maestro de capilla de la catedral de Barcelona. Solicitamos presentarlo aquí porque, además de que esta Biblioteca es el emblema más noble de la ciudad, conserva gran parte del repertorio literario y musical con el que trabajamos y que, por lo tanto, nos define como Grupo.

Pero decía que empezamos a requerir de tu ayuda porque aquel trabajo dedicado al mejor compositor del barroco temprano catalán fue, además, decisivo para Aula Música Poética, puesto que, por primera vez, dejábamos el repertorio profano para adentrarnos en el sacro, ya que consideramos que debíamos recoger uno de los ritos (el de la fracción “del pan”) que, al margen de ortodoxias, ha despertado certezas, presentimientos, anhelos penetrantes, iluminadores, como la acción de gracias, el sacramento del sacrificio en la cruz: fuente y culminación de toda vida cristiana al ser símbolo de unidad, de caridad, de la recepción de Cristo, de la plenitud del alma satisfecha de gracia; de prenda de la Vida eterna…

Todos sabemos que esto no son meras palabras y elucubraciones. De una manera u otra, todos los presentes habremos experimentado que sólo mediante los símbolos se nos puede llegar a lo más profundo de nuestra condición. Motivo por el que nunca podremos abstenernos de ellos, porque son nuestra expresión más ancestral y, al mismo tiempo, nuestro más alto presentimiento de la trascendencia. Así, pues, tras meses de trabajo con las músicas y los textos de aquel CD, nos reencontramos con ritos y símbolos que nos vinculaban con el misterio. Por este motivo, siempre hemos querido que Aula Música Poética trabajara con obras, mitos y temas de la literatura y el arte de la Edad de Oro que, a lo largo del tiempo se han ido enriqueciendo con otras culturas, con nuevas coordenadas históricas, pero que se han ido perpetuando gracias a la autenticidad con que nos nutren y nos hablan, y, lo más importante: porque son representantes de una evidencia tan discreta en nuestra sociedad actual que, a menudo, incluso, somos capaces de vivir sin darnos cuenta de ella, y es que la ciencia de las Humanidades sigue siendo la gran puerta abierta a toda la Creación, al conocimiento profundo de las civilizaciones, a la historia del hombre y de su saber auténtico. Y, además, el único puerto seguro dónde la humanidad, con sus afanes y sus descubrimientos, con todo cuanto sabe e ignora, encuentra el reposo para poner en orden su existencia, y convertirla en metáfora, en arte; en conocimiento para su devenir. Preserva la herencia de una cultura destinada, quizás, a declinar, si las universidades, los órganos científicos y la sociedad toda siguen fomentando, sólo, la especialización científica y el intelectualismo racionalista; o, como diría Petrarca, mientras la turba, que del vil negocio es presa, continúe viendo a las Humanidades desnudas y pobres…

Por todo ello, ustedes, que están aquí por el reclamo que significa Raimon Arola, seguro que podrán imaginar la necesidad imperiosa que teníamos de contar con él desde aquel trabajo que dedicamos a Joan Pau Pujol y que generó una sucesión de publicaciones dentro de la misma inquietud temática. Como les decía, trabajar con la Edad de Oro te sitúa en la tierra que empieza más allá de los hitos limítrofes académicos, y una vez sucede, te encuentras con los libros del Raimon Arola entre las manos; te sorprendes buscando sus trabajos y leyéndolos con una fruición que pocos estudiosos consiguen despertar; inmediatamente descubres Arsgravis, de la que es director, y que junto a Lluïsa Vert han convertido en un referente de los estudios del simbolismo y del arte sagrado. Y, un buen día, ya, irremediablemente, te sorprendes escribiéndole para pedirle si quiere trabajar contigo…

Cuatro años después, en el mismo lugar, Aula Música Poética tiene el inmenso placer de presentar uno de los libros más importantes que se han escrito dentro de este ámbito de las Humanidades, y la prueba está en que en muy poco tiempo La Cábala y la alquimia a la tradición espiritual de Occidente va por su segunda edición. Resultan evidentes las inquietudes que actualmente hay sobre estos temas, pero sólo la voz del prestigio y del rigor académico de un estudioso como Raimon Arola tiene la responsabilidad de poner al alcance de la sociedad las cerraduras y las llaves de la puerta de la vida, tal y como lo hace con este libro, donde descubre la tierra nutricia de nuestras raíces espirituales a través del despliegue de un conocimiento olvidado, pero que Raimon retoma y preserva con admirable rigor académico. Y no sólo esto, sino que con un dificilísimo equilibrio consigue que la emoción que genera la proximidad con el conocimiento sagrado se mantenga intacta. Asimismo, imaginemos, por un momento, lo que supone escribir, intramuros universitarios, sobre una Tradición que espera de nosotros la muerte intelectual y el nacimiento espiritual del corazón… Se deben tener unas cualidades verdaderamente excepcionales para poderlo hacer y que el resultado, además, sea este libro que nos ha reunido esta tarde.

Un libro que, al tiempo que es un ensayo de impecable rigor intelectual, es un itinerario, un mapa (incluso) para quienes busquen el no sabemos qué que queda siempre sin poder decirse. Un libro que es testigo de que la alquimia no es un absurdo ni una locura; que detrás del estilo confuso, de fórmulas extrañas, los Sabios de todos los tiempos han ocultado el secreto para que la experiencia de Dios pueda convertirse en experiencia física. Al respecto, resulta totalmente significativo que la primera pregunta que nos formule Raimon Arola sea la de dónde podemos fijar el universo infinito para que la experiencia de Dios no sea una abstracción.

De hecho, es la pregunta que nos religa a la Academia Florentina, con aquel fervor que les llevó a la cábala cristiana: el reconocimiento y la actualización de la revelación divina; elRenacimiento, en definitiva. Por ello, quienes trabajamos con textos y contextos de aquella época, no hay guía más segura para redescubrir la verdadera tradición de la cábala alquímica o la philosophia perenne, a la que se habían acogido nuestro clásicos, que este estudio del Raimon Arola, ya que otra de las valiosas aportaciones que nos dejará este trabajo es el haber fijado nombres conocidos por todos nosotros, y otros desconocidos hasta ahora, como eslabones de la cadena áurea, y de esta historia de la alquimia occidental que se unió a la cábala judía porque, a través de ella, se recuperaba el misterio cristiano.

Hoy en día se nos habla con angustia de que nuestra civilización está amenazada. El futuro resulta más incierto que nunca… ¿Y cómo no? Jamás he leído ni en Homero, ni en Virgilio, ni en Ramon Llull, ni en Dante, ni en Petrarca, ni Pico della Mirandola, ni en Paracelso ni en Cervantes ningún consejo que nos empuje a fabricar armamento, a que sitiemos, a que le pongamos precio a todo, a vender y comprar, a engañar para alcanzar el poder…, sino que he leído en ellos, siempre, todo lo contrario. ¿Tal vez porque eran unos necios soñadores? ¿O porque en el reino de la literatura todo son hermosos pensamientos? Ni una cosa ni otra, obviamente, sino por todo lo que nos explica Raimon Arola en su libro sobre un conocimiento olvidado que, sin él, nos convertimos en seres violentos, exaltados y tristes.

Qué menos, pues, que, en nombre de todo los integrantes y tus compañeros de Aula Música Poética, de Lluïsa Vert, de tus seguidores, discípulos y amigos, aquí, en nuestra Biblioteca de Catalunya, te agradezcamos que compartas tan generosamente con todos nosotros los extraordinarios frutos de un estudio que nos habla de la Sabiduría de dentro, experimentada afuera, al que le has dedicado años y muchos esfuerzos. Gracias, por hacer de tu virtud Trabajo vivo, Raimon. Muchas gracias por todo.

bc2